Opiniones

¿Es realmente provechoso el ritmo de actualización de los navegadores?

En la lucha sin cuartel hacia la conquista del mayor número de usuarios, los navegadores están experimentando constantes cambios. Dicha “guerra” acaba favoreciendo a los usuarios, ya que la competencia siempre fomenta el aumento de funciones en este tipo de programas. En los últimos años han mejorado considerablemente la seguridad y la rapidez en la navegación.

El problema es que las empresas se están dedicando a publicar mayores versiones en espacios muy cortos de tiempo: en unos meses pasamos de la versión 6 de Google Chrome a la primera beta de la versión 14. Lo mismo ocurre con Firefox: tras la reciente publicación de la versión 4, ya disponemos de la 5 en la web oficial del producto.

Así que, ¿es realmente provechoso el ritmo de actualizaciones impuesto por los fabricantes de navegadores?

Habitualmente, la publicación de nuevas versiones mayores implica cambios radicales en aspectos básicos de los programas: rediseño de interfaz de usuario, cambio en el motor de navegación, funciones escritas desde cero…
No se está viendo esto en las nuevas versiones de los navegadores.

Por ejemplo, el pasaje de la versión 13 a la 14 de Google Chrome no ha representado cambios sustanciales: el usuario ni siquiera podría distinguir la diferencia entre una versión y otra. El fabricante asegura haber mejorado la seguridad en el protocolo HTTPS y haber añadido una ventana nativa al instalar aplicaciones de la Chrome WebStore. Pero, ¿es justificado el cambio a una versión mayor para añadir estas pocas funciones o correcciones?

Mozilla también ha entrado en el juego: se propone publicar versiones mayores de Firefox cada seis semanas. El pasaje de la versión 3 a la 4 presentó grandes cambios en cuanto a interfaz y funciones, pero al instalar la versión 5, el usuario casi no puede percibir  ninguna diferencia. Evidentemente la velocidad ha aumentado gracias a la revisión de canvas, Javascript y soporte para HTML5, así como la corrección de bastantes fallos en el código, pero ¿justifica eso el pasaje a una versión mayor?

Lo cierto es que el ritmo acelerado de desarrollo presenta el riesgo de confundir a los usuarios, casi incapaces de detectar los cambios. También penaliza a los desarrolladores de plugins, ya que el continuo cambio supone en ocasiones reescribir el código de sus aplicaciones y favorecer la incompatibilidad entre versiones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s