Opiniones

Apple sigue con su política, lamentablemente

No somos detractores de los productos fabricados por Apple, aunque nuestros lectores saben que no somos simpatizantes por una obvia razón: la exclusividad.
Es normal que una empresa de talla internacional quiera establecer su propio estándar, pero eso no debería ir en detrimento de los usuarios y de las tendencias universales. Por eso, cuando en un grupo de amigos alguien saca su flamante iPhone para deslumbrarnos, a mi no me impresiona. No hablemos del “discursito” para convencernos de que ha sido una ganga: los planes de telefonía asociados y la permanencia ya se encargan de ir cobrando el aparato al usuario, pero él tan contento de haberlo conseguido por cero euros… Que lo disfrute con salud.

Tras nuestras experiencias con otros productos como el iPod o el iPhone, no hace falta ser un entendido en la materia para entender que Apple sigue su camino en solitario.
Aunque Apple va mejorando continuamente sus productos, con el iPod, por ejemplo, han sido necesarias 4 generaciones para alcanzar un mínimo de características parecidas al resto de reproductores Mp4 (cámara de fotos/vídeo, radio…). Aún así, el usuario no tiene tanta libertad para gestionar sus archivos, teniendo que pasar por el aro del software creado por la misma compañia. ¡Menos mal que en los últimos meses aparecieron alternativas como el Floola!

Lo cierto es que Apple nos vuelve a sorprender con su última creación: el iPad. Es increible el bombo que se le pueda dar a un lanzamiento, en cientos de webs y blogs se publican vídeos, fotos, frases del evento…
Echamos un vistazo tratando de ser imparciales: la primera sensación es que suena a un iPod Touch gigante, algo incómodo para llevarlo cada día encima (porque éste es su propósito).

Al mirar las características, nos damos cuenta de que faltan un montón de cosas que sí encontramos en productos de mucha menor calidad, como por ejemplo:

  • No dispone de ranuras para tarjetas de memoría ni puerto USB
  • No dispone de salida de vídeo, ni HDMI ni nada por el estilo
  • No dispone de sistema integrado para sincronizar archivos y configuraciones (es posible mediante suscripción a un servicio de pago)
  • No tiene soporte para HD/1080p, a pesar de la potencia de su procesador a 1 Ghz
  • No trae el plugin de FLASH
  • No dispone de sonido en stereo, sólo en mono.

Si hablamos de diseño, en este aspecto no hay nada que reprochar, como en todos los productos de Apple. Se trata de un dispositivo fino, con acabado minimalista y muy llamativo. Pero, ¿es eso suficiente para convencer a los que no son fanáticos de esta línea de productos?

Ahora, en la web oficial descubrimos que para hacerse con esta “joya”, hay que desembolsar 499 $: se trata del modelo básico, con Wi-fi pero sin 3G (para disponer de esta característica, hay que pagar 629 $). ¡Y encima rezan que se trata de un precio imbatible!

En fin, conozco a alguien que no lo va a comprar.

Anuncios

Un comentario en “Apple sigue con su política, lamentablemente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s